SADOP advierte sobre los recibos de sueldo

Bajo el lema “Tu recibo de sueldo no es un juego” la Delegación Formosa del Sindicato Argentino de los Docentes Privados, SADOP (Personería Gremial Nº 90/47) dio inicio a una campaña de concientización advirtiendo a los docentes de las instituciones de enseñanza privada sobre la importancia de este documento que registra el pago, en concepto de salario u otra forma de remuneración, que recibe el trabajador.

04 de Mayo 2012

El Art. 138 de la Ley de Contrato de Trabajo establece la información que debe contener el recibo de sueldo: razón social del empleador, nombre y apellido del trabajador, fecha de ingreso al cargo, tipo de remuneración percibida con indicación sustancial de su determinación (básico, antigüedad, adicionales, descuentos que determina la ley, aporte jubilatorio, obra social, caja complementaria, cuota sindical etc.). El trabajador debe conservar el duplicado del recibo, firmado por el empleador y con el importe aclarado en letras y números. En todos los casos debe coincidir, lo escrito en el recibo, con lo percibido ya sea en cheque o en efectivo.

Lamentablemente informó la Secretaria General del SADOP Lic. Lidia Pineda algunos empleadores, aprovechándose de la necesidad de sostener el empleo que tienen muchos trabajadores, hacen firmar recibos por montos mayores a los que en realidad estos perciben. Esta situación ilegal, manifestó Pineda, adquiere otras implicancias en el caso de instituciones que reciben aporte del Estado Provincial para el pago de los haberes a los trabajadores ya que esos recibos “ilegales” se constituyen en comprobantes para las rendiciones de los subsidios que el Estado otorga a las instituciones que persiguen fines sociales. En este sentido, remarcó Pineda, el Estado Provincial colabora con el pago parcial o total de los haberes de los trabajadores docentes de las instituciones privadas para garantizar la igualdad de oportunidades de las familias formoseñas permitiéndoles la elección libre de la institución que prefieran para la educación de sus hijos. Si esto no se constata debidamente con las rendiciones de los aportes estatales, se estaría burlando esa intención.

Para evitar que estas situaciones ilegales y fraudulentas, en la que involuntariamente se ven involucrados muchos trabajadores, desde el SADOP recomendaron no firmar, en ninguna circunstancia, recibos que no expresen lo que en realidad se percibe, denunciar a las instituciones que los obligan a hacerlo y organizarse a través del Delegado del Personal para evitar que estas prácticas se sigan produciendo.

Notas Relacionadas